Las Flores de Bach son una serie de esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones. Fueron descubiertas por Edward Bach entre los años 1926 y 1934.

El Dr. Bach era un gran investigador, además de médico y homeópata. Experimentó con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales, en Gran Bretaña, de donde él era originario, hasta encontrar 38 remedios naturales, cada uno con propiedades curativas para distintos problemas emocionales. A estas 38 flores se les llaman Flores de Bach.

Las Flores de Bach también reciben el nombre de esencias florales de Bach y de elíxires florales de Bach.

Su teoría era que las enfermedades físicas tienen un origen emocional, y que si los conflictos emocionales subsisten por mucho tiempo, la enfermedad del cuerpo empieza a aparecer, Sin embargo, al restaurar el equilibrio emocional se resuelve la enfermedad física. Fue de esta forma que desarrolló la Terapia de las emociones.

Después de más de 70 años, las Flores de Bach han sido probadas como un magnífico sistema para tratar los problemas físicos, mentales y emocionales de los seres vivos.

 

¿Tienen efectos secundarios?

Las flores de Bach no tienen efectos secundarios negativos ya que no contienen sustancias materiales que puedan provocarlos. Así, la terapia con esencias florales ni crea adicción ni puede provocar una sobredosis, aunque se bebiese un frasco entero.

 

Aun así, a veces se pueden dar reacciones leves como:

  • Nada más empezar el tratamiento, los síntomas tratados parece que empeoran ligeramente. Es la llamada reacción primaria y no durará más de un par de días.
  • Los sueños se vuelven más intensos las noches consecutivas al comienzo de un nuevo tratamiento.
  • Durante un corto periodo de tiempo tenemos reacciones más sensiblemente a factores externos.
  • Ocasionalmente, nada más empezar el tratamiento pueden aparecer reacciones físicas (resfriados, diarrea, sarpullido, etc.) como señal de que “nuestro cuerpo se está limpiando”
 

¿Se pueden combinar con otros medicamentos?

La terapia con flores de Bach se puede combinar con otros medicamentos, ya que no están compuestas por ninguna sustancia material que pueda interferir o reaccionar con su composición química.

Desde el punto de vista de la efectividad de las flores de Bach, no suele haber interacción con los medicamentos convencionales, ya que éstos actúan a nivel físico, mientras que las flores lo hacen a nivel anímico.

En caso de estar tomando psicofármacos, el efecto de las flores se puede ver reducido, pero estas nunca reducirán el efecto del medicamento.

 

Flores de bach